FESTIVAL PARAÍSO: LA CITA MUSICAL QUE FALTABA EN MADRID

FESTIVAL PARAÍSO: LA CITA MUSICAL QUE FALTABA EN MADRID

El primer festival boutique de música electrónica en Madrid ha terminado. Charlamos con José Morán, artífice de este Paraíso, sobre su filosofía detrás del festival y objetivos.

 

Este fin de semana se celebró la primera edición de Festival Paraíso, un nuevo festival boutique de electrónica único en el panorama nacional. Esto no lo decimos por decir, porque a pesar de que actualmente en España nos estamos poniendo las pilas en cuanto a música se refiere, Festival Paraíso viene a cubrir un importante hueco que muchísimos melómanos, asiduos y fans de la música electrónica reclamaban. Más al sur que el Sónar, y con unos planteamientos igualmente modélicos. Urbano, en un espacio verde, con una producción cuidada al milímetro, aforo limitado, mucho espacio y una atmósfera especial, destaca por ofrecer ideas que en principio pueden parecernos contrarias: conciertos de artistas visionarios, internacionales y nacionales (en el cartel nombres como Apparat, Floating Points, Hunee o la española Delaporte), en un entorno exclusivo, con espacio para las artes, los videojuegos y las nuevas tecnologías, tranquilo y de filosofía sostenible. Todo esto, acompañado además de arte, performances en directo y tecnología puntera. Y muy buen rollo entre el público. Lo pudimos vivir y disfrutar en primera persona y desde nuestra Zona Premium, realizada por elParacaidista.es, con vistazas a los escenarios, zona chill out de Crimons y photocall de Mó, la nueva firma de Multiópticas. Charlamos además un rato con José Morán, cofundador del FIB y artífice y cabeza, por no decir Señor Absoluto, de este Paraíso: el profesional que colocó a España en el mapa de los festivales internacionales de prestigio, y que ahora va a hacer lo mismo con Madrid y la electrónica, gracias al festival que nos faltaba, Festival Paraíso. 

Con tanta oferta de festivales en España, ¿por qué por decidiste apostar por Festival Paraíso?? Llevábamos con la idea un par de años, queríamos un festival en Madrid que programase este estilo de música. Veíamos que había una carencia a pesar de que hay diferentes colectivos, clubs y sellos en la ciudad que trabajan este tipo de electrónica no comercial. Empezamos a buscar cómo diferenciarnos, no queríamos buscar la típica formula tradicional con un cartel tipo y fijarnos tanto en el continente como en el contenido. Ahora nos cuentas sobre el contenido pero, háblanos de ese continente. ¿Por qué era igual de importante para vosotros?

Queríamos un espacio verde cerca de la ciudad que al final lo encontramos: el Campus de la Complutense. Es verdad que la característica principal la aporta el contenido, pero era prioridad para el equipo de Paraíso que este tuviera lugar en un entorno adecuado, con una capacidad limitada de asistentes para que la experiencia del público fuera cercana con el artista. Para ello hemos querido crear una atmósfera experiencial en la que se pueda palpar la energía, huir de las conglomeraciones, trabajar la iluminación y la escenografía con especialistas, contar con una zona gaming… en definitiva que los asistentes se sintieran cómodos era una prioridad.

¿Qué ha ofrecido Paraíso a nivel musical y artístico para diferenciarse?

A nivel de cartel, la selección depende de muchísimos factores, siempre te planteas diferentes opciones. Hemos tratado de atender en esta primera edición a esos artistas que podían darle el sello de identidad. Un cartel coral, no hay un headliner y no queríamos que lo hubiera. Obviamente hay algunos artistas con más peso que otros más emergentes, pero en Paraíso ambos son igual de relevantes. No sólo se trata de ir a ver músicos que ya conoces, sino descubrir a aquellos que ya están empezando a sonar tanto internacional como nacionalmente. En las próximas ediciones iremos incorporando más.

Defendíais la idea de un festival sostenible, ¿cómo lo habéis llevado a la práctica?

Es una tema que nos preocupaba. Creemos que es una responsabilidad e cualquier persona. Lanzando un evento cultural todavía tienes más peso, somos un altavoz, un espejo y tenemos la capacidad de influenciar a mucha gente. Por lo tanto, los mensajes que enviamos calan más profundo. Este es un primer año, hemos dado los primeros pasos, estamos marcando la dirección y admitimos que no es fácil implementarlo. No obstante contamos con diferentes áreas, una es la comunicación y la sensibilización a través de mensajes previos a través de los cuales informamos a los asistentes de cosas que pueden hacer para favorecer el entorno. El mayor consumo de un festival es en transporte, consumo eléctrico y residuos, en estos tres aspectos hemos incidido, haciendo separación de residuos, consumo (led, que es un ahorro), y el año que viene, ahora que conocemos el espacio, nos pondremos más metas. Vamos a crear un bosque Paraíso para compensar la creación de C02, que poco a poco iremos haciendo más grande.

¿Cuál ha sido vuestro mayor reto?

Nuestro reto inmediato es hacer un segundo Festival Paraíso. Siempre digo que es muchísimo más difícil lanzar una segunda edición que una primera, sobrevivir el primer año. Tiene que existir una aceptación por parte de los asistentes y la crítica. El festival en cinco meses se ha posicionado estupendamente, ha sido muy bien recibido. Queremos seguir creciendo y mejorando, conseguir un abanico de artistas a la altura de los mejores festivales europeos, mejorar la oferta paralela de arte y tecnología. Ya hemos abierto muchas puertas, y el año que viene será superior.

A pocas horas de terminar esta primera edición, ¿cuál es el balance?

Estamos muy contentos y satisfechos, el mayor hándicap que teníamos eran las condiciones climatológicas, tanto en el previo como en el durante, por suerte somos un equipo con muchísima experiencia. El público está disfrutando, el feedback de los artistas es muy positivo, la gente echaba de menos un festival de estas características. Madrid ha evolucionado mucho artísticamente en los últimos dos años y existía este hueco para Paraíso. Música no comercial en un evento selecto, pequeño y cuidado.

Artículos relacionados

RUFUS T. FIREFLY: "CON NUESTRO NUEVO DISCO "LOTO" HEMOS PODIDO VOLAR LIBRES"
RUFUS T. FIREFLY: "CON NUESTRO NUEVO DISCO "LOTO" HEMOS PODIDO VOLAR LIBRES"

El grupo de rock alternativo deslumbra con un disco vital y muy fiel a su estilo. Y lo comparte con nosotros.

DIAMELA DEL POZO: UN LUJO DE VOZ EN EL LATIN JAZZ
DIAMELA DEL POZO: UN LUJO DE VOZ EN EL LATIN JAZZ

La reina de las big bands cubanas, de la música latina a lo grande, capaz de alternarla con versiones de Stevie Wonder o aires flamencos, estará con nosotros en directo. Y en modo crooner: un recital único.

AFTERPARTY: EL RITMO DE CUBA CON YUVISNEY AGUILAR
AFTERPARTY: EL RITMO DE CUBA CON YUVISNEY AGUILAR

Malsaña vibró el pasado jueves 26 de abril con la presencia y la música del músico cubano

YUVISNEY AGUILAR: MÁS ALLÁ DEL JAZZ AFROCUBANO
YUVISNEY AGUILAR: MÁS ALLÁ DEL JAZZ AFROCUBANO

Llega el percusionista rey de la Isla, nominado a los Grammy Latinos y el gran renovador del ritmo y los sones de la música afrocubana. Lo tendremos en un concierto exclusivo.