IBIZA PAREO: EL VERANO ES ELECTROPOP

IBIZA PAREO: EL VERANO ES ELECTROPOP

Van a debutar este finde en Sonar 2018. Y luego vendrán a Madrid, a tocar en Cubanismo en primicia. Descubre al dúo argentino que ha revolucionado la escena electropop

Eráse que se era... no. Mejor sin cuentos: resulta que había dos genias en Buenos Aires, llamadas Ani Castoldi y Marina La Grasta, que deseaban hacer música. Y, de hecho, ya la hacían, en una banda montada en 2011, de influencias ochenteras y sonido electropop rudimentario, muy underground también, que se llamaba Yilet (una versión libre y sonora de las famosas cuchillas de afeitar). Marina cantaba y se ponía al teclado; Ani se encargaba de las baterías y los ritmos. Era una banda de chicas. Según dicen ellas mismas, “al terminar ese ciclo, quisimos seguir haciendo música juntas. Disfrutamos mucho creando y jugando entre nosotras”. La vida efímera de Yilet (con el que sacaron un disco, “Mi verano en invierno”, con toda la actitud, pero muy separado estéticamente de cómo suenan hoy), sirvió de ensayo para lo que sería Ibiza Pareo: el duo que crearon en 2014. Con el que acaban de participar en Sónar 2018. Con el que ahora recalan, en primicia en Madrid, en nuestro Cubanismo, gracias a nuestros amigos de Charco. Con el que ya han sacado dos álbumes, ambos con la productora argentina Geiser Discos: el primero en 2015 –nominado en Argentina a mejor álbum de nuevo artista pop- y el segundo hace unos meses. Ya desde el primero, “Ibiza Pareo”, marcaban una vía: diez temas dedicados a la canícula y el veraneo, donde la playa, el desierto o el salón de una casa se convertían en pistas de baile para sus ritmos electrónicos, su fraseo arrastrado netamente porteño y sobrado de actitud, cierto aire mediterráneo totalmente sorprendente para venir del otro lado del Atlántico, y unas letras de una sencillez aplastante que se tornaban, por arte de magia, en metáforas delicuescentes cargadas de sentido del momento. Momento vital (la fiesta, el tonteo del ligue, la vida y los sentidos, la amistad y el amor, el verano y sus múltiples aventuras) y momento generacional: es difícil encontrar un grupo latino que retrate tan efectivamente la actualidad de lo que significa, en términos incluso antropológicos, eso que nos gusta tanto: veranear. Sentir el calor, el frescor, el ritmo y la verdad que hay detrás de todas y cada una de las sensaciones y los pensamientos de ese momento del año en que descanso y placer se unen de una forma festiva y sensual. “Nunca nos pusimos como objetivo hacer tal o cual género. Las canciones fueron fluyendo solas. Lo más importante era estar contentas con las cosas que nos salían y sentirnos libres de poder ir hacia cualquier rumbo”, alegan. Dicho y hecho: su nuevo disco, “Bailemos Juntas”, es un paraíso de frescor natural. Se puede tomar en frío, pero lo que logra es calentar. Hace que te muevas. Quiere pegarse a ti. Está pensado para el disfrute, para el baile, y resulta ajeno a la ampulosidad de cierto electropop demasiado pendiente de resultar arrolladoramente brillante, que deviene tristemente artificioso. Lo de ellas es natural. También es inteligente, obvio, pero no se recrea en ello. Quiere parecer intrascendente, simplemente divertido, y va mucho más allá que eso. Se mueve en ese difícil territorio de equilibrios donde todo encaja con la naturalidad de lo real: no hay un plan detrás, hay honestidad. Sentimientos y sensaciones a flor de piel. Ironías y dilemas encajados en la verdad. Temas sobresalientes como “Loba de noche” o “Tuya” son su mejor carta de presentación. Aunque para disfrutarlas de verdad... mejor escucharse ambos discos enteros (están en la red, lo tenéis fácil). Son ya miembros de pleno derecho de la escena actual Argentina. Han rotado por media latinoamérica: Uruguay, Chile, México. Tocaron en New York y en el festival Ruido Fest de Chicago. Tenemos suerte de que ahora crucen el charco.

¿Qué tiene el sonido del electropop que os da tanto? ¿Cómo definiríais sus posibilidades desde vuestro punto de vista?

El electropop es lo que nos sale hacer. Lo que nos hace bailar, nos divierte y nos permite viajar en la música. Al ser dos, nos refugiamos mucho en las posibilidades que nos dan los instrumentos electrónicos: hacer samples y multiplicarnos en muchas capas de nosotras mismas, tanto en el vivo como durante la creación en el estudio

La tradición del electropop argentino es una de las mejores del planeta. ¿Cómo os sentís dentro del movimiento, en qué momento estáis?

Argentina ahora esta pasando por un muy buen momento de muchas bandas nuevas mezclando estilos y géneros. Hay una muy linda escena surgiendo. Nos sentimos parte de esta nueva ola, y hermanadas con bandas con las que tal vez no tenemos el mismo estilo, pero nos apoyamos entre todos nosotros.

¿Y os gusta el electropop español? ¿Ha servido de alguna manera como referencia? ¡¡¡Sí!!!! Nos gusta mucho e intentamos prestar atención a lo nuevo que sale de sus tierras porque siempre es interesante. En algunas fiestas que vamos aparecen en la noche varios temas de pop español, desde Alaska a Mecano... o algo más actual, como Las Bistecs o La Prohibida. Siendo un dúo, ¿hay reparto del trabajo? ¿Quién escribe y quién compone? ¿O lo haceis todo juntas y revueltas?

Jajaja Todo juntas y revueltas. Según el día hay una más producer que la otra. Y lo mismo con la composición. A veces se nos ocurren ideas juntas, improvisando en el estudio. Otras veces la idea de una, que se comparte con la otra, la terminamos de cerrar juntas. ¡A ambas el directo nos encanta! ¡Nos divertimos mucho! ¡Eso siempre es el motor, pasarla bien!

Montásteis este grupo en Argentina. Pero suena muy Balear, muy Mediterráneo. ¿Hay algún tipo de conexión planetaria o simillitud entre estas dos zonas tan alejadas del planeta?

Cuando empezaos a hacer los temas y se los mostramos a algunos amigos todos nos decían: “Chicas, esto es re balearic” y nosotras ni sabíamos qué era eso. Cuando nos metimos un poco en ese mundo, a investigar de qué se trataba, a escuchar djs sets, nos quedamos sorprendidas. Nos encantaba. Esa mezcla de ritmos y melodías. Parecía eso: otras personas en otro lado alejado del mundo, sintiendo la música desde un punto parecido. Es hermoso. Nosotras, a pesar de vivir en Argentina, en la ciudad de Buenos Aires, tenemos la playa y el verano corriendo en nuestra sangre.

No sé qué opinais de la globalización, pero: ¿responde Ibiza Pareo a esa máxima de que da igual donde estés, y que todo sonido planetario es adaptable a unos intereses? Para la música, para los artistas de hoy en día, Internet hace posible conexiones que hace unos años era inimaginables. Que nosotras hoy estemos yendo a tocar al Sónar Barcelona es gracias a la internet y la globalización. Es hermoso poder conocer sonidos de personas que, si no fuera por ese medio, jamás llegarías a conocer. Matizando la electrónica, resulta muy curioso el protagonismo que dáis a la guitarra en modo pop. ¿Una forma de apelar a algo en concreto? ¿Se trata de humanizar la electrónica finalmente?

Jajajaja Nos gustan las guitarras y nos gusta la electrónica. No buscamos nada en particular. Nos parece muy bella la combinación de elementos orgánicos y naturales con elementos más duros y sintéticos. Para nosotras es natural la mezcla. No sólo grabamos cuerdas de todo tipo, también flautas, ocarinas, kenas, bongos, castañuelas, etc.

Compartís ese gusto por letras sencillas pero inteligentes, muy propio del buen electropop. Con su punto satírico. Puesto que suponemos que os retratan a vosotras, ¿cómo las definís?

De la misma manera que no nos encasillamos con los géneros, tampoco lo hacemos a la hora de escribir. Nunca pensamos en una letra para que funcione de tal o cual manera. Escribimos inspiradas en las cosas que vivimos y en las cosas que disfrutamos. Tenemos canciones que hablan del amor, de la naturaleza y también del amor por el baile, ¡que de eso hay mucho!

Si hay algo que Ibiza Pareo transmite es verano y veraneo. ¿Sois el primer grupo que sólo trabaja en temporada estival? ¿Era necesario para vosotras que el verano fuera el eje vertebrador del proyecto? ¿Habrá Ibiza Pareo sonando a invierno?

Jaja... Nos gusta mucho la energía del verano y el calor, pero vivimos las cuatro estaciones con felicidad. En Argentina nos la pasamos tocando en cualquier epoca del año, si hace calor, se potencia. Y si hace frío, ¡hacemos surgir el calor!

¿Este amor por el verano una actitud vital? ¿O una necesidad personal? ¿O un guiño generacional?

Hay algo que tiene nuestra música que evidentemente transmite verano, y si bien realmente nos gusta, no está planeado. Creo que lo que nos da esa particularidad es nuestra sangre latina...

También hay una vocación clara a la pista de baile. Queréis que la gente se mueva. ¿Tenéis la pista siempre en mente? ¿Sois tan bailongas como delatan vuestros discos?

(Se pone seria) Las canciones las hacemos primero que nada para nosotras. Amamos bailar y viajar en la música. La pista de baile es un espacio súper importante para nosotras, es donde una se entrega a la música y al ritmo y el cuerpo fluye. Salimos bastante por la noche porteña, visitando a nuestros djs favoritos y siempre fue un punto fuerte de inspiración. Poder estar en el escenario tocando, bailando y haciendo bailar nos llena de felicidad.

Tratáis la noche, el amor, la playa, el calor... siempre como una experiencia abiertamente femenina. O para todos los géneros. ¿Hay algo feminista en temas como “Loba de noche”? ¿O es solo dejar claro que la noche es algo también de las chicas y no de tanto dj machirulo?

Somos mujeres y sentimos, escribimos y vivimos desde ahí. No sabríamos cómo hacerlo desde otro lado. Nunca se nos ocurrio ocultar el genero desde el cual escribimos. Como por ejemplo, decir “Lobo de noche” en vez de “Loba”. O si decimos “Bailemos Juntas” en vez de “juntos”... No reparamos en pensar si la letra es feminista o si es gay o si es quién sabe qué. No tenemos esa forma de pensar. Nosotras vivimos la vida muy abiertamente, respetamos a los demas en sus decisiones y elecciones y apuntamos al respeto y a crecer como seres humanos. La noche es de todxs. Estaría buenísimo que los espacios para los artistas estén más repartidos. Que no todo esté copado por hombres. También estaría bueno no pensar: “Sos buena porque sos hombre o mujer”. Simplemente por el valor de tu música. Creemos que estamos viviendo un momento de cambio y estamos muy contentas de poder vivirlo.

Artículos relacionados

AGÍTALO CON MIMO: DAVIDE SORRENTINO, NUESTRO NUEVO COCTELERO
AGÍTALO CON MIMO: DAVIDE SORRENTINO, NUESTRO NUEVO COCTELERO

Él ha sido el encargado de desarrollar dos nuevos cócteles: Gastón, con el que competimos esta semana en Coctelsaña 2018, y Viuda Negra, nuestra idea original para este Halloween de terror.

AREMA AREGA Y SU ÍNTIMO CONCIERTO
AREMA AREGA Y SU ÍNTIMO CONCIERTO

Ella, sus canciones, una guitarra y un micro. No necesitamos más. La artista cubana dio un recital participativo y tocó alguna canción que, contó, no toca jamás.

AFTERPARTY: EL RITMO DE CUBA CON YUVISNEY AGUILAR
AFTERPARTY: EL RITMO DE CUBA CON YUVISNEY AGUILAR

Malsaña vibró el pasado jueves 26 de abril con la presencia y la música del músico cubano

YUVISNEY AGUILAR: MÁS ALLÁ DEL JAZZ AFROCUBANO
YUVISNEY AGUILAR: MÁS ALLÁ DEL JAZZ AFROCUBANO

Llega el percusionista rey de la Isla, nominado a los Grammy Latinos y el gran renovador del ritmo y los sones de la música afrocubana. Lo tendremos en un concierto exclusivo.