THE ROOTZ: OTRA CAZADORA, SOLO TUYA, ES POSIBLE

THE ROOTZ: OTRA CAZADORA, SOLO TUYA, ES POSIBLE

Descubre en exclusiva en nuestro edificio de Palma 10 a esta joven firma española que te ofrece cazadoras básicas de máxima calidad -en cuero, denim y sahariana- a las que puedes añadirles elementos para hacerla tan única como tú misma.

Para todos aquellos que piensan (sobre todo hoy, con la que está cayendo) que hacerse un máster no tiene sentido, os aseguramos ya que sí que lo tiene: al menos existe una gran ventaja. Que igual no sirve tanto para la política: puedes hacer amigos. Con los que luego montar un proyecto común. Carla, Alicia y Silvia (las de la foto de arriba) no se conocían de nada. Pero coincidieron en un MBA en Madrid. De moda, lógico. Procedían de sectores muy distintos y tenían carreras profesionales propias muy dispares. Hasta ese momento. Carla era licenciada en Ciencias Económicas y llevaba 15 años como responsable en gestión de proyectos de transformación de sistemas de información de instituciones financieras nacionales y extranjeras, en Accenture. Casi nada. Que alguien me lo traduzca por favor, porque sí: yo tampoco he comprendido nada. Alicia, también licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y con título superior en Diseño de Moda, trabajó como Project Manager en Loewe y durante los últimos años desarrolló su propia firma de novias Thinking Ali. Vamos, que lo que se dice una vaga y una neófita no era, en absoluto. Silvia es licenciada en Ciencias de la Información, y trabajó durante casi 15 años como responsable de comunicación y marketing para clientes tanto nacionales como multinacionales, principalmente del ámbito tecnológico. Fue sus ganas de cambio, ese espíritu emprendedor del que tanto se habla y que en muchos casos, no este como vais a comprobar acto seguido, parece más puro bluff, las que las llevó a hablar. Y hablando surgió una idea. Encontraron un sitio, un nicho... llamarlo como queráis. Pero era el suyo: las unía su interés y su amor por una prenda indispensable, las cazadoras, especialmente las de cuero. Y las cogieron como embrión para una empresa de moda que aunase estilo, diversidad y exclusividad. Se liaron la manta a la cabeza y de todo esto (con varios estudios de mercado y viabilidad por medio, que no son estúpidas) crearon The Rootz. Una marca destinada a revolucionar tu forma de vestir: porque te implica, a ti como clienta, en el diseño de tu propia cazadora. Que luego ellas fabrican siguiendo tus deseos. Un sueño para muchas que ya es una realidad. Y que presentamos en exclusiva en nuestro edificio de la calle Palma, 10. Ven a conocerlas y a ser testigo de las posibilidades inauditas que se te abren ahora para tener tu prenda exclusiva para este invierno.

¿Cuáles son esas raíces a las que apela vuestra firma?

El nombre de The Rootz surgió tras darle muchas vueltas. Teníamos bastante avanzado el proyecto y no teníamos nombre (risas)… así que durante un viaje a una feria en París, nos pasamos un buen rato poniendo encima de la mesa todas las ideas que teníamos hasta que lo vimos claro: una de las opciones se cruzó en nuestro camino. ¡Era una clara señal! Además, The Rootz tiene mucho significado para nosotras, porque de algún modo sentimos que nos une una misma raíz, que es lo que llevó a conocernos. Pero lo más importante: con este nombre apelamos a las raíces de cada uno de nuestros clientes. Es decir, queremos que el cliente “explore sus raíces”, mire en su interior y eso lo plasme en su cazadora. Para nosotras tiene un gran significado.

El diseño artesanal y exclusivo es una de las claves de la moda futura. Pero ¿en qué momento decidísteis darle poder creativo a la clienta y cuáles fueron vuestras verdaderas motivaciones?

Nosotras no queríamos ser una marca más, queríamos ofrecerle un valor añadido y diferencial a nuestro cliente. Está claro que la personalización y la exclusividad son dos factores que el mercado está demandando, y nosotras quisimos incorporar estos conceptos a nuestra marca de cazadoras. Queríamos que nuestro cliente se sintiera identificado de verdad con las prendas y la mejor forma de hacerlo era es dándole la opción de involucrarse en el proceso de diseño de su propia chaqueta a través del configurador. Lo que realmente nos motiva y nos hace ilusión es que nuestro cliente se sienta realmente identificado con la cazadora que recibe en su casa. Nos hace mucha gracia que partiendo de una misma prenda base salgan cazadoras tan diferentes y tan acorde con la personalidad de cada uno. Ese es nuestro verdadero valor diferencial, nuestro ADN, y lo que nos motiva cada día.

Teneís una admirable variedad de motivos. ¿Vais a ir añadiendo más –y haciendo desaparecer alguno- por temporada, en mor de la exclusividad? Sí, así es. Nuestro objetivo es llevar a cabo una actualización continua tanto de las prendas base, incorporando nuevos diseños cada temporada, como de las personalizaciones, que se irán renovando de forma permanente, para potenciar el concepto de exclusividad de las prendas. Es decir, para intentar respetar la exclusividad, además de colecciones con unidades limitadas lo que buscamos es una gran rotación y variedad en los accesorios de personalización.

¿Creéis que hay algún momento en que el exceso de posibilidades de elección pueda confundir o bloquear a la clienta? ¿O esto no es así y apostáis por ello?

Tienes razón en que un exceso de posibilidades puede llegar a confundir al cliente. Pero eso nos lo irá diciendo el tiempo… iremos actuando acorde a lo que el cliente nos vaya demandando. No queremos caer en tener un exceso de apliques precisamente para evitar que pueda ocurrir esto. En cualquier caso, nos gusta escuchar a nuestro cliente, que nos diga si la variedad le parece amplia o si por el contrario le gustaría que hubiera todavía más oferta. ¡Somos todo oídos!

En relación a esto, ¿ofrecéis o pensais ofrecer en el futuro algún tipo de asesoramiento en diseño a las que se sientan inseguras con el resultado final, tipo vía mail o telefónico?

¡Ya lo hacemos! El servicio y la atención personalizada al cliente son fundamentales para The Rootz. Nuestros clientes nos escriben y nos contactan siempre que lo necesitan y no tenemos ningún problema en asesorarles, resolverles las dudas o cualquier cosa que necesiten. ¡Faltaría más! De hecho, les damos nuestros números de móvil y tenemos un contacto muy directo con ellos. Nos gusta mucho este trato tan cercano y directo, y creemos que nuestro cliente lo agradece. Así que estamos convencidas de que esto no va a cambiar, porque nos sale de dentro.

¿Cómo escogéis los motivos? ¿Qué os hace decidiros por un diseño folk mexicano, o un estampado floral concreto, o un diseño de cebra?

Aquí nos movemos mucho por nuestro propio gusto e intuición. Es cierto que nos gusta seguir las tendencias, pero también buscamos elementos que sean más atemporales y que puedan perdurar con el paso de los años. Por eso, aunque siempre incorporamos alguna tendencia de la temporada, lo mezclamos con elementos más duraderos. ¡Los diseños folk o los estampados hawaianos, sinceramente nos encantan (no podemos remediarlo) y nos parece que le dan mucha vida las cazadoras!

Algunos motivos para añadir son distintos, poco usuales; otros como estrellas o tachuelas, son más básicos. ¿Pensáis diseñar motivos vuetros –en el modo los parches de estrella- o colaborar con otras firmas en los estampados, por ejemplo? ¿O sacar colecciones, no sé, con Swarovski o alguna firma similar acostumbrada al join venture? Como te decíamos, creemos que hay que buscar el equilibrio mezclando motivos neutros junto con algunos más llamativos. Nuestros clientes tienen gustos muy dispares, hay a quién le gustan las prendas más atrevidas y hay quien prefiere prendas más discretas, así que tenemos oferta para ambas opciones. Sí que hemos pensado muchas veces diseñar nuestros propios motivos, seguro que pronto llega el día. Y sobre colaboraciones… ¡claro que sí! De hecho en nuestra nueva colección “Deep In Yourself”, que es la que presentamos en elParacaidista.es, tenemos dos colaboraciones muy especiales. Por un lado nos hemos lanzado con la pintura (era algo siempre nos ha gustado). Para ello contamos con un gran artista e ilustrador, Santiago Calixto, que es quien nos ha diseñado la cazadora pintada que da título a la colección y por supuesto quien las va pintando de una en una… es un artista de los pies a la cabeza. Y por otro lado, hemos querido meter algo tan innovador en el mundo de la moda, como es la impresión en 3D… Nuestro modelo Geometric Cuore, es un diseño impreso en 3D que nos ha diseñado una gran profesional, Rosa de Chuic. Ella tiene su propia marca de accesorios impresos en 3D que es una pasada.

Las cazadoras base de las que partís son modelos clásicos, lo que asegura su atemporalidad. No van a pasar de moda. ¿Era este el objetivo, una prenda básica que deja de serlo? ¿O tenéis en mente ampliarlo con diseños cápsula o de otro tipo, tipo “exclusiva del mes”?

Para las prendas básicas, hemos optado, como bien dices por modelos más clásico y atemporales, pero estudiadas cuidadosamente. Nuestro ADN y valor diferencial es la personalización, que ya mete su punto de originalidad y es llamativo. Es por ello que tiene que haber un equilibrio. Eso no quita que, en un futuro, si todo va bien, podamos meter diseños algo más atrevidos en colecciones cápsulas, aunque siempre manteniendo nuestros modelos clásicos de Mao y Biker como esenciales.

Convecednos: ¿qué tienen de mejor que el resto las cazadoras base de The Rootz? ¿Qué calidades de piel y algodón utilizáis y dónde las habéis buscado?

Jajajajaja. Cuando nuestras clientas las ven, las tocan y se las prueban, ¡se las quieren quedar! En serio, tenemos una calidad de piel extraordinaria. Trabajamos con proveedores de primer nivel que también fabrican para otras marcas que admiramos mucho, tanto por diseño como por calidad. Para nosotras era un elemento fundamental que la piel fuera de Premium, ya que apostamos por la calidad. Lo mismo con las cazadoras denim y las militares, que son 100% algodón… para estas prendas también hemos tenido la suerte de encontrar muy buenos proveedores. La búsqueda de proveedores ha sido un trabajo muy duro al que le hemos dedicado mucho tiempo. Dar con el proveedor adecuado, que tú le quieras a él y él a ti (sobre todo ahora que manejamos volúmenes pequeños) es una labor complicada. Después de muchísimo esfuerzo, nos consideramos unas afortunadas.

¿Sois conscientes de que habéis puesto en marcha una firma que tiene alto poder adictivo? ¿Qué por un precio razonable una clienta puede tener una chaqueta básica distinta y totalmente suya casi cada mes que se lo proponga? ¿No os da miedo morir de éxito?

Jajaja. Llevamos apenas un año en el mercado, todavía nos consideramos en una fase muy inicial del proyecto, así que nos queda muy lejos el pensar en morir de éxito. ¡Sinceramente no nos lo hemos planteado! Creemos que tenemos una estructura bien organizada pero que tenemos que ir paso a paso y poco a poco. Aunque ojalá tengas razón (risas).

Aseguráis muchas cosas: adición artesanal de los motivos, buenas calidades de acabado, seguro de devolución... con tantas variables del lujo, y a esos precios, ¿dónde está el negocio? ¿Lo tenéis tan calculado todo?

Efectivamente no es tarea fácil. Todo el trabajo de personalización lo hacemos de forma artesanal (y con mucho cariño) en nuestro taller de Madrid. Cada cazadora se hace y se personaliza a mano y de forma individual en función de lo que cada cliente nos pide. Es complicado porque tiene mucho trabajo esa individualidad (tanto a nivel de trabajo artesano, como de gestión de stock, logística, etc.) y obviamente a priori no parece tan rentable cómo hacer producciones en cadena a gran escala. Pero nosotras no estamos en esa liga. No somos una gran marca mass market o fast fashion, sino que somos más una marca de nicho. Pero poco a poco vamos encontrando nuestro hueco en el mercado y nos vamos posicionando como algo diferente. En cuanto a las devoluciones, aunque no estaríamos obligadas al ser una marca que personaliza, sí que es algo que nosotras hemos considerado fundamental. Sobre todo en los inicios. Hemos nacido como una marca online, donde no es tan fácil apreciar la calidad, donde puedes llegar a confundirte con la talla o, en nuestro caso, donde tu personalización puede no corresponderse con lo que esperabas. Pero es algo que queríamos asumir, ya que queremos que nuestro cliente estuviera convencido y sobre todo satisfecho con su compra… ¡y tenemos el orgullo de decir que durante nuestro primer año de vida, la tasa de devolución ha sido prácticamente nula!

Habéis huído supongo que de forma consciente del abuso pedrería. Y de motivos bordados en demasía. Y habeis sumado mucho ítem rockero y folk. ¿Os define esto, o vuestro estilo, en estas elecciones?

En The Rootz hay mucho de nosotras y de nuestro estilo, efectivamente. Nos consideramos más de rock que de pedrería (risas).

He revisado la web de The Rootz. Hay veces que puedes escoger un adorno, pongamos en la manga, pero si escoges luego también un puño la aplicación no te deja. ¿Supongo que esto se puede subsanar contactando con vosotras de algún otro modo?

Tienes razón. A día de hoy, nuestro configurador ofrece unas limitaciones técnicas que nos impiden hacer todo lo que nos gustaría. No obstante, es algo en lo que trabajamos de forma permanente… en la mejora de toda la parte técnica y tecnológica de nuestro negocio. Desde las mejoras qué estamos haciendo en nuestro ecommerce hasta futuras mejoras que queremos hacer en el configurador y que de forma gradual iremos incorporando.

¿No tenéis miedo que aparezca una clienta maximalista que lo quiera absolutamente todo en una prenda? ¿O confiáis en el buen gusto de vuestras clientas? Lo digo porque puede darse el caso que no estéis nada de acuerdo –por imagen de marca- con el encargo de una clienta desatada...

Bueno, la verdad es que hasta ahora no se ha dado el caso (risas). Debe ser que nuestras clientas han tenido y tienen muy buen gusto (más risas). Todos los diseños que hemos recibido a día de hoy nos han gustado. Algunos más sencillos y otros más llamativos, todos dentro de un orden y una coherencia, así que de momento no se nos ha planteado este problema. Confiamos plenamente en nuestro cliente. 

Hay algo maravillosamente divertido en todo esto que planteais. ¿Hasta qué punto el juego y las posibilidades creativas han sido parte también de vosotras y de vuestra formación... y en los placeres que consecuentemente trae consigo?

Dentro del equipo de The Rootz tenemos diferentes perfiles, algunos más creativos y otros un poquito menos. Pero es verdad que todas nos estamos dejando llevar mucho por la parte creativa y de producto, nos está enganchando. Pero no podemos dejar de lado toda la otra parte del negocio, que lleva mucho trabajo y no es tan creativa. Eso sí siempre con humor, alegría y positivismo. Está siendo una experiencia muy enriquecedora, así que no nos queda otra que daros las GRACIAS. 

Artículos relacionados

THREEONES: LA SUTILEZA DE ASIA, A LA ESPAÑOLA
THREEONES: LA SUTILEZA DE ASIA, A LA ESPAÑOLA

La firma española revelación presenta su nueva colección: Timeless. Atemporalidad, concepto y tradiciones sostenibles y naturales, en modo muy oriental.

AFTERPARTY: MÚSICA Y MODA CON BORDEAUX
AFTERPARTY: MÚSICA Y MODA CON BORDEAUX

La firma experta en bordados y ediciones limitadas, presentó en nuestro espacio una de sus exclusivas t-shirts para la banda independiente Ganges.

RAHMATI: TAPICES PARA LOS NUEVOS PALACIOS URBANOS
RAHMATI: TAPICES PARA LOS NUEVOS PALACIOS URBANOS

La conocida fábrica madrileña de alfombras clásicas se reinventa con piezas que son auténticas joyas contemporáneas.

ASÍ FUE NUESTRO #MeetTheMakers CON CXC
ASÍ FUE NUESTRO #MeetTheMakers CON CXC

Conocimos en vivo el proyecto más personal de la creadora de Uno de 50, CXC: piezas de joyería inspiradas en la tradición artesana del metal.